La población de guacamayas rojas en el área silvestre más grande de Centroamérica había disminuido drásticamente. El pueblo indígena Miskito intervino para ayudar a salvarlos.

 

Una guacamaya roja se posa en la rama de un árbol al amanecer con la luna llena de fondo en La Mosquitia, Honduras. La región alberga el área silvestre más grande de América Central y es el único lugar del país donde estas aves vuelan libremente. El ave nacional de Honduras había estado en peligro de extinción, pero la población se ha recuperado gracias a los esfuerzos de conservación apoyados por el pueblo indígena Miskito.

 

LA MOSQUITIA, HONDURAS Son las 4:30 de la mañana. Detrás de un bosque de pinos, el sol comienza a iluminar el cielo con tonos cálidos y luminosos, acompañado de los graznidos de un pequeño grupo de apu pauni , como llaman los indígenas miskitos a la guacamaya roja. Las coloridas criaturas emplumadas, el ave nacional del país, se acicalan entre sí mientras esperan a Anayda Pantin López, quien ha dedicado los últimos 12 años a protegerlas.

“Lo hago con mucho amor porque son como mis hijos”, dice Pantin. “Les doy arroz con frijol, yuca y plátano. Cuando podemos, compramos comida para pájaros”.

Los Miskitos viven en La Mosquitia en la esquina noreste de Honduras, que tiene el área silvestre más grande de América Central y es el único lugar en el país donde las guacamayas rojas vuelan libremente. Pantin y su esposo, Santiago Lacuth Montoya, viven en un pequeño pueblo llamado Mabita, donde la mayoría de sus habitantes protegen a estas aves exóticas y al resto de la vida silvestre que las rodea.

 

LEER DOCUMENTO COMPLETO

https://www.nationalgeographic.com/animals/article/miskito-scarlet-macaw-conservation-honduras


Articulos Recientes

Eventos Proximos

Julio 2024
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31