(CNN) — En lo profundo de la exuberante vegetación de la selva tropical de Mosquitia en Honduras, bordeada por empinadas crestas, se encuentra un sitio arqueológico donde hay antiguas ruinas y un ecosistema aparentemente próspero.

Durante mucho tiempo ha habido un rumor de un asentamiento precolombino en esta región, a veces conocida como la “Ciudad Perdida del Dios Mono” o “La Ciudad Blanca”.

El aviador Charles Lindbergh dijo que lo vio desde el cielo cuando volaba sobre la región en la década de 1920, y muchos exploradores han intentado y fracasado en localizar el lugar legendario de América Central.

 

 

En 2015, un sitio arqueológico fue descubierto en el área y algunos creen que es el asentamiento que inspiró la leyenda.

Ahora, un equipo de científicos, dirigido por el Programa de Evaluación Rápida (RAP) de Conservation International en coordinación con el Gobierno de Honduras, descubrió que este sitio alberga especies raras.

Las criaturas descubiertas incluyen un escarabajo tigre, que antes solo se registraba en Nicaragua y que se creía que estaba extinto.

El gobierno de Honduras quiso saber qué vida silvestre vivía en esta región sin perturbaciones y encargó este extenso estudio de la biodiversidad del área, con resultados increíbles.

En general, el equipo registró 246 especies de mariposas y polillas, 30 murciélagos, 57 anfibios y reptiles, junto con muchas plantas, peces, mamíferos e insectos.

Muchos de estos son raros y en peligro de extinción.


Articulos Recientes

Eventos Proximos

Septiembre 2019
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30